Carrito
No hay productos en el carrito
Idioma

¿CÓMO ACERTAR A LA HORA DE ELEGIR UN NUEVO OBJETIVO PARA TU CÁMARA?

¿CÓMO ACERTAR A LA HORA DE ELEGIR UN NUEVO OBJETIVO PARA TU CÁMARA?

Cuando compramos nuestra primera réflex, solemos hacerlo con el pack que nos vende el cuerpo de la cámara con el objetivo estándar incorporado, lo que la hace una compra más económica y completa que si empezásemos comprando el cuerpo separado del objetivo. Este objetivo suele ser un 18-55 mm.


Para nuestros inicios suele bastar, experimentamos con nuestra cámara, probamos los controles manuales, vamos aprendiendo mediante ensayo error a exponer correctamente nuestras fotos, descubrimos que la profundidad de campo varía según el f/ que elijamos…


Sin embargo, una vez tengamos nuestra cámara controlada y ya sepamos manejar bien todas sus funciones, este objetivo de iniciación se nos quedará corto. Sobre todo si eres un apasionado/a de la fotografía.


Necesitaremos un segundo objetivo que nos permita cubrir otra distancia focal, que se adapte mejor al tipo de fotografía que más nos gusta o que nos ofrezca un mayor zoom, ya que los objetivos estándar suelen ser muy limitados en cuando a esto. 


Los amantes de la fotografía debemos agradecer que los fabricantes cada vez lanzan mejores objetivos réflex. Por ejemplo, Canon y Nikon, no incluyen estabilizadores en los cuerpos de cámara, por lo que incorporan obejtivos con reducción de vibración y estabilizadores. Además cada vez sacan al mercado objetivos con rendimientos mucho mejores.


Pero ¿y si quiero un objetivo para un uso concreto?


Es indispensable saber a ciencia cierta cuál es la necesidad que tenemos antes de comprar un objetivo y hacer una inversión correcta. Para ello debemos tener claros los diferentes objetivos que hay y los usos a los que esponden.

  • Si no queremos estar cambiando constantemente el objetivo ni llevar varios encima para poder viajar o moverte más ligero/a lo más recomendables es hacerte con un objetivo de los considerados “todoterreno”. Con este objetivo conseguirás cubrir una gran distancia focal, desde lo que sería un angular o un teleobjetivo decente. Esto significa que será, por ejemplo, un 18-180 mm o un 28-200 mm, lo que nos hará un gran servicio en la mayoría de situaciones. Es especialmente recomendable para viajes o situaciones en las que quieras fotografiar tanto paisaje, como un poco de retrato, como acercar bastante con el zoom para sacar planos más cercanos de animales, arquitectura, etc.
  • Si la necesidad que tenemos en el momento de adquirir un nuevo objetivo se basa en retratos, fotografía animal y vas a estar en situaciones en las que nos puedas acercarte al objeto que quieres fotografiar, lo más recomendable es que te hagas con un teleobjetivo zoom, por lo que nos iremos a cosas como 55-250 mm o 70-300 mm. Lo que debemos saber antes de hacer esta compra es que son objetivos más pesados y necesitarás tener buen pulso o contar con un trípode a mano para que tus imágenes salgan del todo nítidas. La buena noticia es que con el tiempo los consiguen sacar al mercado más ligeros y compactos que hace unos años. 
  • Una opción perfecta para aquellos que buscan calidad y nitidez en sus fotografías son las focales fijas, además son más luminosos y nos permiten hacer un buen desenfoque del fondo, por lo que si jugamos con la luz podremos conseguir fotografías increíbles con efecto bokeh. Este tipo de objetivo está muy recomendado para fotografía centrada en retrato, como por ejemplo el 50 mm. Son objetivos muy ligeros y fáciles de transportar pero, obviamente, son menos versátiles al ser fijos.
  • Los objetivos gran angular y los ojos de pez suelen ser los más caros y sin embargo los que menos se utilizan. Los ojos de pez pueden ser una buena opción si lo que buscas es un tipo de fotografía diferente y marcar la diferencia con tus imágenes. Los gran angular son una buena opción en casos en los que te dediques en gran medida a la fotografía de paisaje, pero también pueden ser muy útiles en el caso de trabajar en prensa, ya que a veces podrás verte en una habitación durante una rueda de prensa en la que con cualquier otro objetivo no serás capaz de captar al completo la foto grupal. También suelen ser muy adecuados para fotografía inmobiliaria.


Tras aclarar los tipos de objetivos que podrás encontrar, seguramente ya te hagas una idea de cuál es el que necesitas, pero queremos hacerte unas últimas recomendaciones.


Cuando adquieras un objetivo intenta siempre acompañarlo de un filtro de calidad. De este modo la lente del objetivo estará protegida de golpes y rasguños, así como te asegurarás de que no se arruinará tu foto, cosa posible si utilizas un filtro cualquiera.


Por último es conveniente que te hagas también con un kit de limpieza para el mantenimiento del cuerpo de la cámara y el objetivo, ya que con el paso del tiempo terminan filtrándose pelusas y motas de polvo y estas quedarán reflejadas en tu fotografía. Mucho mejor evitarlas desde un primer momento que tener que recurrir a técnicas de eliminación de manchas durante la edición, que te harán perder más tiempo y con lo que te arriesgas a estropear la foto.

Publicado el 2/12/2020 en FOTOGRAFÍA Y VIDEO
RSS 2.0 (FOTOGRAFÍA Y VIDEO) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.251 segundos